El prestamista asesinado habría cumplido 37 años ayer. Sus allegados se reunieron para recordarlo.

Crédito: Tucumán Actualidad

Ayer habría cumplido 37 años, pero su cuerpo sin vida apareció en febrero de este año. El crimen de Pablo Maximiliano Mariotti conmocionó a la sociedad y los misterios que rondan desde el primer día el caso aún no fueron totalmente esclarecidos. Algunos de los amigos de la víctima se juntaron esta mañana en la puerta de Tribunales Penales (avenida Sarmiento al 400) y reclamaron a la justicia que active la investigación.

«Desde marzo que comenzó la cuarentena y no tenemos ninguna novedad, si están buscando al prófugo, si los familiares se van a hacer cargo de la querella, si los sospechosos siguen en detención, no sabemos qué va a ocurrir con el caso», dijo Enzo Bertelli, uno de los amigos de la víctima. 

Los jóvenes mencionaron que debieron hacer una colecta provincial para reunir dinero para pagarle a un abogado que tome la causa: «la justicia tucumana es únicamente para aquellos que tienen poder y dinero. Eso lo tenemos claro», opinó Diego, otro de los amigos.

Los más allegados a Mariotti se reunieron ayer por la noche para recordar al prestamista asesinado. El 30 de junio era su cumpleaños. «Fue algo bastante íntimo. Nos juntamos en su casa, prendimos unas velas. Cada uno hizo su misa interna», agregó Bertelli.

Por el crimen, hasta el momento son cinco los detenidos pero uno se mantiene prófugo. Queda atrapar a Lucas Gordillo, señalado como el autor material del homicidio.

«Fue una muerte muy brutal. Él era muy buen amigo y terminó de una manera terrible», cerraron.

Fuente: La Gaceta Play

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *