El concejal Hernán Aldonate es considerarlo autor penalmente responsable del delito de violación de las medidas tomadas para impedir la introducción o propagación de una epidemia.

Una investigación iniciada de oficio por la Fiscalía de Instrucción de la III Nominación del Centro Judicial Monteros, a cargo de María Eugenia Posse, derivó en el arresto domiciliario del concejal monterizo Hernán Aldonate, como presunto autor penalmente responsable del delito de violación de las medidas tomadas por la autoridad competente para impedir la introducción o propagación de una epidemia.

La medida fue requerida por la Fiscal en el marco de una causa que se inició a partir que la funcionaria judicial recibió la información de que se estaban realizando numerosas publicaciones en las redes sociales en donde detallaban que frente al hospital local, el edil estaba en una gran fiesta, con música a todo volúmen y gran movimiento de gente, violando de este modo la cuarentena dispuesta por el Gobierno nacional.

«Inmediatamente dispuse que personal policial se presente en el lugar para realizar una constatación de la situación, recaben información, efectúen registros y busquen filmaciones. Entonces, recabamos toda la información. También se le tomó una declaración testimonial a la persona que había tomado las fotos y subido a Facebook, iniciándose una investigación de oficio», explicó Posse.

La Fiscal precisó que a continuación se citó a declarar al concejal Aldonate como imputado ante la expresa violación a los decretos presidenciales ratificados por el gobernador provincial. «Se le tomó declaración, donde hizo su descargo y en parte del mismo dijo que estuvo solo con su familia, lo cual no se condice con las diferentes pruebas aportadas y agregadas a la causa, por lo cual resolví pedir la detención domiciliaria, porque ya teníamos un criterio definido para evitar que se propague el virus en caso de que alguien hubiese estado enfermo, en resguardo a la población en general y al mismo concejal», amplió.

La investigadora indicó que el juez Mario Velázquez hizo lugar al pedido del Ministerio Fiscal. En tanto, agregó que la causa prosigue, ya que existen numerosas publicaciones realizadas en las redes sociales. «Algunas fueron borradas, pero la existencia de ese material se constató a partir de una de las personas que efectuó las publicaciones. Faltan pruebas por concretar para seguir a la investigación y se solicitará que se presenten a declarar varias personas más», concluyó.

Fuente: LV12

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *