A partir de mañana estará disponible el trámite para sacar turnos vía online.

ANTES DEL COVID-19. Los familiares ya no podrán esperar a los novios afuera del Registro Civil. Foto: Archivo LA GACETA

Unas 30 parejas aguardaban este momento. Por la pandemia de coronavirus, el Registro Civil de la Provincia había suspendido la celebración de los matrimonios. A partir de esta semana, con el visto bueno del Comité Operativo de Emergencia (COE) y la aprobación de los protocolos sanitarios de rigor, la repartición que dirige Carolina Bidegorry retoma las audiencias para los casamientos por civil.

¿Cómo serán estas ceremonias? La funcionaria, en diálogo con «LA GACETA Central», el noticiero de LG Play, explicó que tendrán concurrencia acotada. Además, detalló las pautas que deberán tener en cuenta los contrayentes para poder inscribirse.

“Todos deben someterse y respetar el protocolo», aclaró Bidegorry, ante todo.

La funcionaria agregó que a partir de mañana se podrá sacar turno en la página web del Registro Civil (hacé clic acá), donde se habilitará un formulario de inscripción. Además, se te indicará la documentación legal necesaria para llevar a cabo el matrimonio civil.

«Se asignará un día y una hora para traer fotocopias de los DNI de los contrayentes y de los testigos; allí se coordina con el oficial público que celebra el acto el día de celebración del casamiento», detalló.

Bidegorry advirtió que no habrá lugar para invitados por parte de los novios. «Sólo podrán concurrir cuatro asistentes: ambos contrayentes y dos testigos que exige la ley, nada más», remarcó.

Señaló que habrá un intervalo de 20 minutos entre cada ceremonia para desinfectar la sala. Además, el ingreso de las parejas y los testigos al Registro Civil se llevará a cabo cinco minutos antes de la ceremonia.

«Durante la celebración deben tener el barbijo puesto», aclaró.

La funcionaria admitió que el contexto seguramente no es el deseado por las parejas, pero remarcó que aún rige el distanciamiento social obligatorio. «Estamos atravesando una pandemia, y no es posible reunir a la familia y los amigos», explicó Bidegorry.

“Retomamos esta celebración porque hay gente que, además de querer hacerlo, necesita casarse por cuestiones legales. Hemos dispuesto por ello retomar las ceremonias. Entendemos que quieren que estén sus padres, amigos, pero eso no es posible en estos momentos”, insistió.

Recordó que en el Registro Civil vienen funcionando otros servicios, como la inscripción de bebés y el trámite de defunciones. Por ello, se estableció que las ceremonias para los casamientos civiles sean a la siesta, a fin de que «no se acumule la gente» en las instalaciones.

Fuente: La Gaceta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *