Personal sanitario se encarga de hacer cumplir un estricto protocolo.

Los controles son cada vez más estrictos. Cada persona que desciende de un colectivo de larga distancia en Tucumán debe cumplir con un protocolo sanitario para evitar la propagación del coronavirus.

«Acá recibimos a los repatriados que primero llegan a Buenos Aires y desde ahí son enviados a sus respectivas provincias. Los esperamos con un listado de los pasajeros», explicó Marcelo Busamra, coordinador general de Acceso a Tucumán.

Debido al aumento de casos de covid-19 registrados en los últimos días, «tenemos un poco desalentado el acceso de quienes vienen de lugares donde hay circulación viral, sobre todo del AMBA o de ciudades como Córdoba, Río Negro o Chaco», agregó.

Al llegar a la Terminal de Ómnibus de Tucumán, los pasajeros deben exhibir su documentación personal y el permiso otorgado para viajar.

«En el caso de quienes vienen para realizar una tarea esencial, los llevamos a un hotel, les hacemos un hisopado y recién cuando da negativo pueden salir», explicó Busamra.

En cuanto a los repatriados, «se los llevan a un hotel a quienes están en condiciones de pagarlo o a un albergue gratuito; el hotel sale $ 1.000 la habitación para dos personas y el Estado se hace cargo de las cuatro comidas», agregó.

Todos deben realizarse el hisopado y, una vez que se confirme el resultado negativo, pueden retirarse a sus domicilios y terminar de cumplir allí la cuarentena obligatoria de 15 días.

Fuente: La Gaceta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *