Lejos de los anuncios del Presidente, en la provincia se dan nuevos permisos. Instan a posponer el Día del Amigo con rigurosos controles.

DESDE OLIVOS. Con gráficos, Fernández remarcó que los esfuerzos de la cuarentena están salvando vidas. télam

Con densidad poblacional similar, pero con presentes totalmente opuestos. Los anuncios realizados ayer por el Alberto Fernández se escuchan cada vez más lejanos desde Tucumán, donde no se comprobó circulación comunitaria, la situación epidemiológica está controlada y hasta se anunciaron nuevas flexibilidades. Sin embargo la decisión de la Casa Rosada rige para todo el país: la cuarentena se extenderá al menos hasta el domingo 2 de agosto.

Desde la Quinta de Olivos y flanqueado por el jefe de Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, y del gobernador de esa provincia, Axel Kicillof, Fernández indicó que durante estos 15 días habrá una apertura escalonada de las actividades. “Vamos a ir tratando de volver a la vida habitual, en este nuevo mundo que nos exige cuidados diferentes. Va a ser escalonadamente y lo van a decir los gobernadores”, dijo.

Agregó que “se ha ralentizado la velocidad del contagio y se ha hecho más lenta la ocupación de camas de terapia intensiva”, al fundamentar la medida de flexibilización para salir de la cuarentena estricta en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), a la que se había ingresado en junio ante el aumento exponencial de contagios de coronavirus.

Durante la conferencia de prensa, por videollamada, los mandatarios de Río Negro (Arabela Carreras); Jujuy (Gerardo Morales); y Chaco (Jorge Capitanich), tres distritos muy castigados por la pandemia, expusieron los esfuerzos que están haciendo para contener los contagios.

Otro escenario

A pocos kilómetros de las últimas provincias, el escenario es completamente distinto en Tucumán. Las estrategias preventivas y de contención que dispuso la gestión de Juan Manzur contra el coronavirus dieron sus réditos. A pesar de la presión epidemiológica que hay en el país, el Comité Operativo de Emergencia (COE) dispuso desde ayer la flexibilización del turismo interno (con autorización a tramitar en http://coe.tucuman.gov.ar/) y la apertura de los hoteles alojamientos desde el lunes (Resolución N°66). No obstante, las autoridades sanitarias insistieron con que se sigan cumpliendo todas las medidas preventivas en este nuevo “voto de confianza” que se otorga.

Al motel con DNI

En cuanto a la reapertura de los moteles, el subsecretario general de la Gobernación, Pedro Sandilli, indicó que no sólo habrá que cumplir protocolos sanitarios sino también requisitos. “Aquellas personas que hagan uso de estos establecimientos deberán presentar una fotocopia del DNI para que permitan hacer la trazabilidad de los clientes”, indicó. Y añadió: “es un requisito esencial porque si se hay un contagio se necesita saber donde se generó”.

El titular de la Unión de Hoteles, Confiterías, Bares, Restaurantes y Afines de Tucumán, Ernesto Gettar, dijo que no se notificaron restricciones horarias para el rubro y celebró la autorización a pesar de las restricciones. “Es un primer paso. Quienes consideren que los pueden usar de esa manera, bienvenido. La apertura en sí es una muy buena noticia porque la situación ya era desesperante”, dijo a LA GACETA.

Festejos pospuestos

A pesar de las nuevas aperturas, Salud recordó que la provincia está en una etapa de distanciamiento social y desaconsejó reuniones sociales por el 20 de julio. Por este motivo, el COE emitió una Resolución (N°65) en la que insta a la población a “suspender las reuniones de cualquier índole por los festejos del Día el Amigo”, y los pospuso para el 21 de septiembre, Día de la Primavera.

En este contexto, la Policía y el IPLA saldrán este fin de semana a intensificar los controles de la movida nocturna en bares, comercios y drugstores. Además, se informó que trabajarán con secuestros y retención de vehículos. Estos operativos, que involucrarán unos 350 efectivos, se extenderán hasta el lunes, con controles en reuniones sociales y en espacios públicos.

Gettar, en tanto, dijo que los gastronómicos aguardan el 20 de julio con ilusión y estimó que la gente lo mismo saldrá. Indicó que se pedirá con énfasis el respeto por la distancia social.

Fuente: La Gaceta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *