Una joven denunció en Tribunales que habría sido abusada por el parlamentario en su despacho de la Cámara.

Edificio de la Legislatura provincial LA GACETA / ARCHIVO

Una presentación judicial sacudió la Legislatura: una joven denunció que fue abusada sexualmente por un legislador en uno de los despachos de la Cámara.

M.J.A -su identidad se preserva de acuerdo con los protocolos de delitos sexuales- denunció que fue abusada por el legislador de la oposición Ricardo Bussi. El abogado de la víctima, Salvador Iovane, sostuvo que el presunto abuso se habría producido como un hecho de intimidación para evitar que se denuncie una irregularidad bancaria. La causa recayó en la Fiscalía Especializada en Delitos contra la Integridad Sexual, encabezada por María del Carmen Reuter.

Bussi, por su parte, rechazó tajantemente las acusaciones y sostuvo que se trata de una nueva “operación política” en su contra que busca desprestigiarlo por su rol de oposición.

El presidente de la bancada de Fuerza Republicana manifestó que probará que es inocente e hizo hincapié en que “los embates hacia mi persona se tornan cada vez más frecuentes”. En su descargo, manifestó que no está dispuesto a permitir esa persecución en su contra y manifestó que está a disposición del Poder Judicial para acudir cuando se lo requieran, para que se esclarezca cuanto antes que es inocente.


La denuncia

“Son varios hechos graves”, fue la introducción de Iovane. “La víctima se desempeñó durante el año pasado como colaboradora en algunas actividades del partido (por Fuerza Republicana). A comienzos de año toma conocimiento de que alguien había hecho una apertura de cuenta en el banco a su nombre. En esa cuenta había un monto superior a los $ 500.000. Ella trató de resolverlo por sí misma, pero no pudo. Acudió al partido a informar la situación. Trató con distintas personas y luego con el legislador, quien le indica coactivamente que cese con la intención de denunciar esa irregularidad y comete el abuso sexual como un acto de intimidación. Fue efectuado para obligar al encubrimiento de un hecho de corrupción, además de amenazas previas y posteriores al abuso”, describió el abogado de la denunciante.

“Ella está en un lugar seguro, no proporcionado por el Estado. Tuvo que dejar su domicilio por distintas amenazas. Lo primero que solicitamos a la Justicia fue custodia de una fuerza que no fuera la Policía y la fiscala lo primero que hizo fue mandar a la Policía”, agregó el abogado de la denunciante.

Siempre según la versión de la denuncia, el hecho se habría producido hace un mes en el despacho del legislador Bussi en la Cámara. “No quiero dar (precisiones sobre los) días porque hay medidas probatorias pendientes”, explicó el abogado. La denuncia relata que cuando la joven pudo retirarse de la Cámara habría recibido una serie de mensajes lascivos del legislador.

Iovane agregó que la víctima está traumatizada porque además había sido víctima de hechos de violencia de género antes, por parte de una ex pareja. “Ella se encuentra muy afectada. Cuesta mucho hacer que ella relate los hechos, es como si los reviviera completamente. Se aterra al rememorar los hechos. Le robaron la identidad (para abrir la cuenta bancaria), y cuando buscó ayuda afligida fue abusada”, finalizó.

El descargo

Este diario se contactó con Ricardo Bussi para consultarle por la denuncia por presunto abuso sexual. El legislador eligió emitir su descargo a través de un comunicado escueto, en el que sostuvo que es inocente y que la denuncia es un nuevo “embate” en su contra.

“De acuerdo con algunos trascendidos y siendo respetuoso de la Justicia y sus tiempos, quiero expresar que me pongo a total disposición del órgano judicial y de los actores intervinientes, para aclarar los hechos a la mayor brevedad posible”, expresó Bussi.

“Tengo la conciencia tranquila y así como demostré que nunca tuve coronavirus, que nunca Fuerza Republicana hizo política a través de dádivas y subsidios, voy a demostrar una vez más mi inocencia”, fue la réplica del principal referente de esa agrupación política. Y agregó: “Los embates hacia mi persona se tornan cada vez más frecuentes. No lo voy a permitir”.

Desde el entorno del legislador aclararon que todavía no fueron notificados de ninguna denuncia, por lo que aguardan que avancen los pasos judiciales para defenderse.

En mayo, otro legislador de la bancada bussista en la Cámara había sido denunciado por violencia de género. Horacio Vermal había manifestado que se presentaría espontáneamente en la Justicia para demostrar su inocencia.

AUTOR Por Martín Dzienczarski

Fuente: La Gaceta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *