Se realizó el requerimiento de apertura a juicio oral y público contra el imputado Ángel Cativa por el crimen de Julio Rubén Scidá.

En una audiencia celebrada este jueves 10 de marzo, el Ministerio Público Fiscal hizo el requerimiento de apertura a juicio oral y público contra el imputado Ángel Cativa (28) por el crimen de Julio Rubén Scidá (63). La investigación del caso es dirigida por la Unidad Fiscal de Homicidios II, a cargo de Carlos Sale.

La calificación penal es la del delito de homicidio simple, en calidad de autor, mientras que la pena en expectativa planteada por el MPF es la de 20 años. Durante la jornada, se trató el control de acusación y la admisibilidad de la prueba (como etapa previa al debate oral y público), en la cual, la Fiscalía se encargó de enumerar las evidencias recolectadas, entre ellas, el informe final de autopsia, donde se constata que la víctima fallece por traumatismo encéfalo craneano, y las declaraciones testimoniales de testigos presenciales, quienes lo señalan como autor de las agresiones que terminaron ocasionándole la muerte al arquitecto, además de las documentales.

En la ocasión, el auxiliar de fiscal, Juan Pablo Godoy, dijo: «Se le da a esta conducta la figura de homicidio debiendo responder el acusado en calidad de autor. Esta figura se da con dolo eventual por entender que el medio utilizado claramente era idóneo para provocar la muerte y teniendo conocimiento de ello y la posibilidad de causar la muerte, continuó con su accionar. En cuanto a la pretensión punitiva, en el presente requerimiento, es de 20 años de prisión efectiva contra el acusado”. Estos fundamentos fueron respaldados por la querella.

Para concluir, el juez emitió su resolución donde hizo lugar al requerimiento del MPF y la apertura a juicio contra el sujeto, de 28 años, acusado por ser el probable autor del delito de homicidio simple. Finalmente, la defensa hizo reserva de apelar lo dispuesto.
Ataque de furia

Ángel Cativa

El hecho se registró cerca de las 23:25 horas del 16 de octubre de 2021, en la intersección de la avenida Presidente Perón y calle Las Rosas, en Yerba Buena. Todo comenzó cuando el hijo de la víctima se encontraba sobre la platabanda de la avenida mencionada y el imputado pasó a bordo de una motocicleta, cruzando el semáforo en rojo, acompañado de su novia.

El transeúnte le reclamó al motociclista esa actitud pero este último detuvo la marcha y comenzó una discusión. De manera repentina, el agresor, profesional en artes marciales (cinturón negro – segundo dan de Taekwondo), lo golpeó en reiteradas oportunidades, en tanto su acompañante lo hizo con su casco. Julio Rubén Scidá, quien esperaba a su hijo en una camioneta, al ver esta situación, descendió del vehículo con la intención de interceder.

Cuando padre e hijo regresaban a la camioneta, el taekwondista aprovechando sus conocimientos, la diferencia de edad a su favor, y que la víctima se encontraba desprevenida e indefensa, y representándose la posibilidad de provocarle la muerte, le pegó una patada en el parietal izquierdo.

Scidá sufrió una fractura de maxilar, ocasionando que cayera inconsciente y pesadamente al pavimento, golpeando su cabeza contra el asfalto, sufriendo un traumatismo craneano grave, por lo que falleció el día 30 de ese mes, mientras se encontraba internado, después de ser operado en dos oportunidades.

Por la intercepción de los transeúntes, quienes lograron quitarle la llave de la motocicleta para que el agresor y su pareja no huyeran, pudieron ser aprehendidos por personal de la patrulla motorizada de Yerba Buena y trasladados a la comisaría de esa jurisdicción.

Los Primeros

Por c1660130

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.