Temor, angustia y resignación. Eso es lo que se puede percibir de un lado y del otro de las vallas colocadas en las nueve manzanas aisladas en Lastenia.

La población de la zona pide ser hisopada para confirmar o descartar lo que llaman la pesadilla: el contagio de covid-19. Lastenia se ha convertido en una localidad que no duerme. Quince de los 19 casos registrados ayer oficialmente corresponden a esa ciudad del este provincial.

Desde el viernes pasado, cuando se confirmó como positivo el caso de un adulto mayor de 68 años, los contagios alcanzaron a 42 habitantes. Desde entonces hubo 480 hisopados en contactos estrechos y no tantos. “Hasta aquí, podemos decir que se trata de contagios por conglomerados”, insiste la ministra de Salud Pública, Rossana Chahla, cuando LA GACETA le consultó sobre la cantidad informada. 
La provincia le ha pedido al intendente de Banda del Río Salí, Darío Monteros, en cuya jurisdicción se encuentra Lastenia, que intensifique los controles para que se mantenga la situación de aislamiento que se ha dispuesto durante 14 días.

Fuente: La Gaceta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *