Hasta el viernes 2 de octubre, unas 14 personas fueron asesinadas por la violencia machista en nuestra provincia, una más que en todo el año pasado.

Este viernes, Alejandra Marcela Martínez, de 38 años, fue asesinada de un disparo en la cabeza por su pareja en el humilde barrio El Palmar, en Famaillá, convirtiéndose en la víctima número 14 de la violencia machista en nuestra provincia.

Con el asesinato de Martínez, en lo que va del año ya se superó la totalidad de casos registrados en todo el año pasado (13). Según el registro Nacional de Femicidios del Observatorio “Mujeres, Disidencias, Derechos”, que lleva adelante Mumalá, hasta el 30 de septiembre del 2020 ya se habían cometido 13 femicidios en Tucumán, entre directos y vinculados (cuando el violento mata a los familiares de su pareja o ex para vengarse), a los cuales ahora se sumó el ocurrido el último viernes.

El año pasado, el gobierno provincial había informado como dato positivo una disminución en la tasa con respecto al 2018, cuando se cometieron 16 femicidios, entre directos y vinculados. La cifra servía para reflejar políticamente que las acciones que se llevaban adelante en el marco de la Emergencia en Violencia de Género, vigente desde el 2016 en Tucumán, comenzaban a dar resultado.

Pero los datos de este año arrojan por el suelo cualquier hipótesis que asegure la efectividad de las medidas dispuestas por los gobiernos, provincial y/o nacional. Claro está, este último cambió de manos hace 10 meses. Sin embargo, aunque dio señales de tener una postura claramente diferente a la gestión macrista, que redujo al mínimo el presupuesto para combatir la “epidemia” de femicidios, tampoco hizo caso a los reclamos, por caso históricos, de las organizaciones feministas y aún no declaró la Emergencia en materia de violencia de género.

Así las cosas, a nivel nacional hubo en lo que va del año unos 203 femicidios, con un promedio de 1 muerte cada 32 horas. De este total, 137 se produjeron durante el contexto de pandemia COVID-19. Además hubo 183 intentos de femicidios y unos 231 niños, niñas y adolescentes se quedaron sin su madre producto de la violencia machista.

En el informe se agregan además 33 muertes violentas de mujeres en proceso de investigación. Es decir que en lo que va del año 236 mujeres/trans/travestis sufrieron muertes violentas, aunque solo 203 hayan sido caratuladas como femicidios.

Tucumán es hoy la segunda provincia con mayor tasa de femicidios en todo el país (1,4 cada 100 mil mujeres), solo superada por Jujuy, en donde en el último mes se cometieron 4 asesinatos de mujeres por cuestiones de género. Al igual que en Jujuy, nuestra provincia registró este año el doble de casos cada 100.000 mujeres que el promedio nacional. Sin embargo cabe aclarar que, a diferencia de la provincia norteña, en Tucumán la emergencia en materia de violencia de género lleva vigente casi 4 años.

“Es urgente que el Estado en todos sus niveles tome acciones concretas para prevenir, erradicar y sancionar la violencia de género. Es urgente declarar la #EmergenciaNiUNaMenos, implementar y ampliar la Ley de Educación Sexual Integral y  aplicar efectivamente la Ley Micaela (de capacitación obligatoria en género y violencia de género en todos los ámbitos del Estado, desde una perspectiva feminista, diverse – disidente)”, exigen desde Mumalá.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *