El problema, según afirman, es que no pueden comenzar a ejercer la profesión y eso los está afectando económicamente.

Estudiantes de distintas carreras de la Universidad Nacional de Tucumán (UNT) denunciaron una gran demora en la entrega de sus títulos universitarios que los perjudica actualmente porque no pueden comenzar a ejercer.

Recibidos de Arquitectura, Abogacía, Odontología, Psicología y Medicina entre otros, se unieron en grupos de Whatsapp para reclamar el atraso y pedir una solución.

«Rendí mi última materia el día 28 de marzo del año 2018. Después de siete meses de espera ingresé a hacer la práctica final -requisito obligatorio- el 7 de noviembre de 2018. Realizar la práctica final es un requisito obligatorio para poder presentar los papeles para el título. Luego de finalizar la práctica (junio de 2019) presentamos toda la documentación requerida para el título dando inicio al trámite el día 31/07/19», dijo a LA GACETA Agostina Lamagna, de la carrera de Odontología.

La joven de 25 años confiesa que es frustrante tener que recurrir a los medios para encontrar una solución, luego de haberse esforzado tanto en terminar la carrera a tiempo: «fui primera escolta en el ciclo 2018 y abanderada en 2019 en la facultad, pero en vano fue semejante esfuerzo porque llevo casi dos años sin poder ejercer, con el perjuicio que eso significa». Lamagna aclaró que, el hecho de no tener el trámite validado, le quita la posibilidad de hacer cursos, posgrados, especializaciones o bien, conseguir trabajo.

Ana Baiud Pardo se recibió de Abogada en 2018, pero por temas personales comenzó el trámite de su título en mayo de 2019. Según pudo notar en el seguimiento web, los papeles recién fueron cargados en agosto. Entre idas y vueltas, de la facultad al rectorado, logró averiguar donde estaba su título pero justo se dictó el aislamiento obligatorio y todo se volvió a atrasar.

«Esto, en lo laboral, me perjudica de una manera abismal ya que no puedo ejercer libremente porque al no tener el título no puedo matricularme en el Colegio de Abogados. Además me quita la posibilidad de emigrar, algo que estaba en mis planes para un futuro cercano», expresó.

Brenda Nieto es catamarqueña y se recibió en diciembre de 2018 de psicóloga, pero casi un año después de graduarse le iniciaron el trámite de su título. Todo el año pasado decidió quedarse en Tucumán a la espera del título y debió rechazar varias propuestas laborales debido a no tenerlo.

«La remé mucho y este año me volví a Catamarca con la promesa de que el titulo me llegaba en febrero. Tuve ofertas que me esperaron hasta marzo, y no puedo hacer nada. No llego a fin de mes, vendo cosas, me la rebusco. Pero es muy injusto y triste», comentó.

Ni estudiantes ni profesionales

Luz Gómez Falci inició los trámites de su título en junio de 2019, pero los datos fueron cargados un mes después. «El hecho de no tener el título aún me afecta terriblemente debido a que el día que rendimos la última materia dejamos de ser estudiantes pero tampoco somos profesionales. No tenemos nada que nos avale para conseguir un trabajo», dijo la egresada de Odontología.

La joven recibida dice que vive sola y debe mantenerse, por lo que -debido a este problema- está pensando en postularse para otros trabajos que no estén relacionados a su profesión, para poder ganar algo de dinero: «pasamos por muchos sacrificios para poder llegar a ser profesionales y hoy en día eso no es valorado de ninguna forma».

«La principal afección de no tener el título es económica. Al no poder ejercer independientemente, dependemos de conseguir un colega con quien compartir un trabajo o de entrar a un estudio como practicante y que no te paguen», mencionó María Nazarena Baiud Pardo, recibida de las carreras de Procuración y de Abogacía.

La egresada de 35 años espera desde diciembre de 2019 la firma del decano para poder recibir su título.

«Hay colegas de otras provincias que no entienden como se puede atrasar la facultad de esa forma. Bah no se si puedo llamarlos colegas porque yo estoy en el limbo», comentó la recibida de Odontología Melina Brizuela.

Desde que presentó sus papeles, Brizuela está esperando únicamente que le entreguen el título para poder irse de la provincia: «me iba a vivir a otro país por el trabajo de mi marido y estaba esperando que me entreguen el título para poder revalidarlo, traducirlo y viajar para que me sirva a donde me voy, pero sigo esperando».

La pandemia ¿una excusa?

«Inicié el trámite en septiembre de 2019 y nunca avanzó. Figura como si recién lo hubiese presentado. Me comuniqué con la facultad, pero nunca tuvo respuesta», dijo Gabriel Morcos Silva, quien el año pasado se recibió de Procurador y de Abogado.

Victoria Jeréz tuvo que esperar que terminen las vacaciones de invierno pasadas para poder presentar los papeles e iniciar el trámite de su título en la facultad de Odontología, pero hasta ahora, no avanzó. «La carpeta con mis papeles se traspapeló y cuando la encontraron -después de las vacaciones de verano 2020-, se dieron cuenta que uno de los papeles estaba mal y después llegó la pandemia. Por lo tanto, por inoperancia de terceros, mi trámite aún no empezó», contó.

«Cuando fui a entregar mis papeles el 10 de diciembre me dijeron que iban a enviarlos en febrero o marzo de este año. No me supieron explicar por qué. En febrero volví y me dijeron que aún no los habían enviado, que lo iban a hacer cuando tengan tiempo. En marzo, quise presentarme en el Siprosa para rendir la residencia y fui a buscar la constancia de título en trámite y a consultar el estado pero seguían sin mandarlo», mencionó Silvina Corbalán Caldez, colega de Jeréz.

La joven comentó que al no poder entregar el título certificado en tiempo y forma, el lugar de la residencia se lo dan a otra persona, por lo que está perdiendo oportunidades. «Ahora la excusa es la pandemia, pero antes era otra y cada año la irresponsabilidad se acreciente. Al día de la fecha, no tenemos nada cargado en el sistema de legalizaciones universitarias nacional».

«Me dijeron que ya no demoraban un año y medio, que no me preocupe, que en seis meses iba a tener mi título. Ya voy a cumplir un año y no llega», comentó la recibida de Procuradora y de Abogada, Victoria Figueroa.

La palabra de la UNT

La semana pasada, el secretario Geneal de la Universidad Nacional de Tucumán (UNT), José Hugo Saab, dijo en ‘Buen Dia’ de LG PLAY que la universidad ya había habilitado las oficinas esenciales: «respetando las medidas de seguridad y sin atención al público».

Específicamente sobre el trámite de los títulos de todas las carreras de la UNT informó: «ya se está trabajando en ellos y en las demoras. Es una de las oficinas que volvió a trabajar porque la consideramos un área esencial».

Desde la facultad de Derecho, la decana Adela Seguí, confirmó la demora en los trámites de títulos y aseguró que «el atraso ya fue superado».

«Estamos organizando una jura virtual para los que se recibieron. Son alrededor de 60 alumnos en total», dijo. Este evento se realizaría la semana que viene, con día y horario a definir.

Fuente: La Gaceta Camila Carceller

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *