Hay quejas por la falta de unificación de los protocolos.

FOTO LA GACETA / OSVALDO RIPOLL

Los controles sanitarios de los transportes de cargas que se realizan en los puestos fronterizos del sur y del sudeste de la provincia generan confusión, según denunciaron camioneros que llegaron esta mañana a Concepción. 

Ante una consulta de LA Gaceta, choferes que llegaron a Tucumán por los puestos de Los Mistoles, por ruta nacional 157; y desde Las Termas de Rio Hondo (Santiago del Estero), por ruta 308, dijeron que no habían sido sometidos al protocolo sanitario indicado por el Sistema Provincial de Salud (Siprosa) con el fin de evitar la propagación del Covid-19.

Desde hoy, todos los camioneros son sometidos a un control sanitario en Concepción

A los primeros camioneros este hecho les generó un enorme trastorno, pues no podían ingresar a la ciudad con sus cargas. Además, sus casos fueron puestos en conocimiento del Siprosa. “Vengo desde Frías con mercaderías para los bolsones de los jubilados. En Los Mistoles estuve demorado dos horas para que finalmente solo me tomen la temperatura. No me dieron ningún certificado del test rápido. Y ahora me lo están pidiendo aquí. Esto es un lío porque en la frontera ya te deberían hacer todos los controles necesarios”, se quejó Leonardo Segalini.  “Queremos que haya unificación en los controles y que nos traten bien. Yo tengo que entregar mercadería en distintos lugares. Es una tarea que la tendría que haber hecho en dos días. Pero ya llevo cuatro y apenas entregué la mitad”, añadió. “Ahora aquí estoy sin saber si voy a poder seguir. Porque no tengo el chequeo de acceso”, se lamentó. 

Otro camionero que solo se identificó como Pablo, procedente de Córdoba, dijo que en la mañana en un puesto de la ruta 9 estuvo retenido también varias horas y detrás de una larga cola de camiones. “Lo que sucedió al final fue lamentable. Se levantó el control repentinamente y nos dejaron pasar a todos. Ahora tengo problema porque carezco del papel que me tendrían que haber dado en el ingreso”, comentó. 

Entre el sábado y domingo dos camiones provenientes del Litoral fueron demorados en La Perla del Sur al no disponer los choferes de los controles sanitarios correspondientes. Los casos fueron denunciados ante la justicia y dado a conocer al Siprosa.  Los transportistas finalmente fueron obligados a aislarse en la Casa de Caná para cumplir una cuarentena y ser sometidos a un testeo. 

“Hay una ley que especifica la requisitoria y nosotros simplemente tratamos de hacerla cumplir. Los controles fronterizos al parecer no está funcionando como debería ser”, apuntó Fernando Molina, director de Medio Ambiente de la intendencia local.

Fuente: La Gaceta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *