La industria de línea blanca se ve desbordada por una «demanda reprimida» en los últimos meses. En algunos casos, la producción está vendida hasta diciembre.

El sector de fabricantes de línea blanca recuperó la producción en septiembre y alcanzó niveles prepandemia, con incorporación de personal y grandes perspectivas de crecimiento.

El presidente de la Cámara Argentina de Industrias de Refrigeración y Aire Acondicionado (Cairaa), Roberto Lenzi, expresó que «tenemos bastante trabajo con una demanda atrasada muy grande; hemos llegado a niveles prepandemia (cambios de heladeras) y tenemos cubierta la producción hasta diciembre».

Asimismo, expresó que los pedidos se elevaron un 40% respecto de los meses previos y que «por el universo de personal (un 12%) que tiene factores de riesgo, tuvimos que salir a tomar nuevos».

«Veníamos mal de hace mucho por el gobierno anterior y la pandemia y estuvimos parados 80 días», añadió Lenzi.

Compra «refugio»

A su vez, Alejandro Iglesias, directivo de Fedehogar, también dijo a este medio que «subió la demanda (cocinas, lavarropas, secarropas) y estamos llegando a los niveles precuarenta».

«Se evidencia que las cadenas se están stockeando, y los particulares se refugian en bienes ya que tal vez lo prefieren además de comprar dólares. Había una demanda reprimida, el que no va al teatro, al cine, ese universo aparece en la escena y mueve en parte».

Asimismo, la Cancillería y el sector de línea blanca están discutiendo planes para exportar a Latinoamérica (actualmente se venden a países limítrofes).

«Hay potencial para sumar volumen. La competencia es China y Turquía. Vemos buenas perspectivas de consumo y crecimiento», narró Iglesias.

FUENTE: baenegocios.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *