Siete vehículos fueron retenidos por la Policía en un operativo al límite con Santiago.

RETENIDOS. La Policía tomó los datos de los siete vehículos. Foto: Ministerio de Seguridad de la Provincia

Los ingresos a la provincia sin autorización oficial preocupan a los especialistas en salud que están abocados al combate contra la pandemia de coronavirus covid-19. Los hechos registrados en la frontera con Santiago del Estero dan cuenta de que la advertencia de los sanitaristas está bien fundada.

La Policía de Tucumán retuvo en total siete vehículos que intentaban pasar por el puesto de Valentín Giménez, sobre la ruta nacional 9, al límite con la jurisdicción santiagueña.

Tres de los rodados venían de provincia de Buenos Aires, donde la circulación viral de coronavirus es alta. Ocho personas provenían de allí. En tanto que los cuatro vehículos restantes habían salido de Córdoba, con 12 individuos en total. Según el informe policial, todos fueron retenidos por infracción a la ley nacional de Tránsito; en tanto, se iniciaron dos expedientes por traslado ilegal de pasajeros, ya que dos de los conductores no contaban con el permiso correspondiente.

“Las personas fueron custodiados por personal policial hasta la Terminal de Omnibus , donde fueron examinados por médicos especializados del Siprosa. Por protocolo, las 20 personas, entre conductores y pasajeros, que circulaban en total en esos vehículos están cumpliendo la cuarentena que dispone el área de especialistas del Siprosa en hoteles y  albergues”, explicó el director general de Prevención Ciudadana, Jorge Mastafá.

El comisario inspector recordó que se debe ingresar a la página del Comité Operativo de Emergencia (https://coe.tucuman.gov.ar) para solicitar los permisos para ingresar a la provincia, siempre respetando el protocolo que dispone el Sistema Provincial de Salud.

Mastafá manfiestó que se efectúan estrictos controles en los puestos fronterizos para evitar contagios del covid-19 en la provincia.

“Cuando los conductores pretenden ingresar a Tucumán, el personal policial toma debida nota del vehículo y de los permisos correspondientes. A partir de ahí se los custodia a la estación central de Ómnibus, donde personal médico del Siprosa toma intervención. Si las personas manifiestan un cuadro relacionado al covid-19, son trasladadas a un centro asistencial para su debido tratamiento. En caso en que no manifiesten síntomas, son derivadas a un hotel o a un albergue gratuito para cumplir con la cuarentena”, explicó Mastafá .

El operativo llevado a cabo en la noche del miércoles fue coordinado por el Director de Seguridad Vial, comisario Marcelo Tártalo y por el subdirector, José Herrera, junto a la Dirección General de Transporte de la provincia, a cargo de Raúl Díaz.

Fuente: La Gaceta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *