INSEGURIDAD. El peor enemigo que enfrenta el crecimiento comercial de Yerba Buena.

Hace exactamente un año, el presidente de la Cámara de Comercio de Yerba Buena, Esteban Lamontanaro, salía a reclamar públicamente por una ola de robos que afectaba a los negocios ubicados en la zona de la avenida Solano Vera.

Ahora, de nuevo, decidió hacer escuchar su voz, pero en esta oportunidad el reclamo es generalizado, ya que a su entender toda la ciudad es escenario de múltiples casos de inseguridad que daña a los empresarios del rubro.

Un caso reciente ocurrido en la floreciente avenida Presidente Perón, revelado por el propio damnificado, fue el disparador de una serie de revelaciones que puso nuevamente en guardia a la entidad sobre un tema que reaparece agravado.

El grupo de WhatsApp que vincula a los asociados de la Cámara, comenzó a llenarse de testimonios de comerciantes que fueron alcanzados por el flagelo en los últimos tiempos, y uno en particular se convirtió en una suerte de caso testigo.

Se trata de lo que le ocurrió a Isaías Padilla, no en su negocio, sino en su vivienda del barrio Casa de Campo, donde fue abordado por in grupo comando que perpetró un ataque cuidadosamente planificado.

Padilla y su esposa regrsaron de una fiesta y, cuando se disponían a dormir, fueron alertados por ruidos de la presencia de extraños en la residencia. Eran tres hombres armados que le exigían abrir la caja fuerte, instalada ese mismo día.

Como era de esperarse, estaba vacía, lo que enfureció a los malvvientes, que se pusieron violentos, al punto de amenazar a la esposa e incluso al hijo del matrimonio, de 10 meses de vida. Finalmente se fueron con unos pocos pesos.

Cuando revisó la escena, notó que además de la información sobre la instalación de la caja fuerte, los ladrones contaban con un plan que incluyó la captura del guardia del barrio y su suplantación con uno de ellos que usó su ropa.

El resto de los casos revelados en el chat, se dieron según Lamontanaro en los locales comerciales, algunas veces cuando hay clientes adentro, pero preferentemente cuando llega la hora de cierre, con la idea de acceder a la recaudación del día.

También se producen allanamientos fuera del horario comercial, en los que los ladrones se llevan lo que encuentran, como un caso en el que la víctima fue despojada de unos $ 500 mil en cigarrillos.

Fuera del grupo de WhatsApp, la inseguridad en Yerba Buena viene mostrando su feo rostro en casos como el robo al cliente de un café y el asalto a una cervecería, que quedaron grabados en videos que fueron noticia en los últimos días.

Por c1660130

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.