Fue presentado por la oposición y cuenta con el respaldo del oficialismo. Sólo se permitiría el ingreso de camiones con productos esenciales. Según el PE, sería inconstitucional.

EN LA FRONTERA. Sólo se permiten los ingresos de urgencia, autorizados por el COE y en vehículos particulares. LA GACETA / FOTO DE INÉS QUINTEROS ORIO

“Queremos blindar a la provincia de casos que vengan de afuera”. Con esta premisa, el legislador Federico Masso (Libres del Sur) presentó un proyecto de ley, con el respaldo del radical José Ascárate y del presidente del bloque Justicialista de Todos, Roque Álvarez. La iniciativa, que aún debe ser tratada en comisión, propone cerrar las fronteras tucumanas durante 60 días con el fin de evitar nuevos casos importados de covid-19.

Como julio y agosto son los meses de mayor dificultad en patologías respiratorias, el parlamentario alfarista entiende que es necesario restringir el arribo de repatriados de provincias con circulación comunitaria, como Buenos Aires, Ciudad de Buenos Aires, Resistencia o el mismo Jujuy, que de tener las actividades flexibilizadas casi en un 100% tuvo que dar marcha atrás 10 días después y ya superó el centenar de contagios. “Casi el 84% de los 72 casos que tenemos son de afuera. Lo he hablado con los presidentes de los bloques, han estado de acuerdo, inclusive el oficialismo”, agregó a este diario.

El proyecto contempla que se exceptúe solamente a personas afectadas al transporte de cargas esenciales, por aire y por tierra, y a quienes estén ligados a vuelos o traslados sanitarios. Estos trabajadores deberán cumplir los protocolos de bioseguridad dispuestos por el Comité Operativo de Emergencia (COE). Además, se precisa que el Ministerio de Salud sería el órgano de aplicación y que el Poder Ejecutivo podrá solicitar una prórroga a través del COE.

En los fundamentos se usa como ejemplo el colectivo que llegó de Buenos Aires el 7 de junio con 60 personas (58 pasajeros y dos choferes), de las cuales 19 dieron positivo en coronavirus. “Dicha medida responde a la necesidad de tomar los mayores recaudos posibles para evitar el ingreso del virus a la provincia y posterior circulación comunitaria”, se remarcó.

Álvarez, que estampó su firma en la iniciativa, resaltó que se contemplan excepciones para alimentos frescos, no perecederos y todo lo relacionado a la industria. “Estamos pidiendo al Ejecutivo que implemente la reglamentación necesaria. Toda vez que el conductor cumpla con los protocolos y esté sano, podrá ingresar a la provincia.

Medidas dispuestas

La ministra de Gobierno y Justicia, Carolina Vargas Aignasse, dijo a este diario que no tuvo posibilidad de ver el proyecto, pero advirtió que podría estar en conflicto con la Constitución el hecho de cerrar el ingreso a particulares. “El Ministerio de Salud lo viene pidiendo hace mucho tiempo, pero constitucionalmente no es viable hacerlo. Hay situaciones de fuerza mayor que vulneran garantías constitucionales”, explicó.

La funcionaria recordó que para poder flexibilizar actividades internas en la provincia el COE -del cual es miembro- emitió dos resoluciones para endurecer las medidas en las fronteras: la N° 23, del 22 de mayo, para elevar niveles de control epidemiológico para el ingreso de personas por cualquier vía, para evitar una propagación de covid-19; y la N°49, del 16 de junio, que en su artículo tercero dispone que sólo se permitirá el ingreso por razones de fuerza mayor, en vehículos particulares, previa autorización del COE 72 horas antes de partir (se informa por separado).

En el cuarto artículo se aclara que se prohibe el ingreso de personas en ómnibus, combis o cualquier vehículo con más de siete asientos.

Permiso por fuerza mayor

• Debe ser evaluado por el COE. Se solicita 72 horas antes de salir.
• Tel. 381-6054221 o mail coegobtuc@minseg.gov.ar

Fuente: La Gaceta – Autor: Martin Soto

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *