Los puntos más sobresalientes de su declaración.

MADRE E HIJO. Norma y Jorge, en una reunión.

Norma Lelia Velardez, contadora de 56 años, es una pieza clave en la investigación del crimen del padre Oscar Juárez. En su casa cenó el sacerdote el martes 14 de julio y fue la última persona que lo vio con vida. Es la madre de Jorge Leonardo Herrera (32), el único  detenido por el crimen del religioso.

El acusado por el homicidio del padre Oscar Juárez tuvo una denuncia por violencia de género

El viernes, el mismo día que aprehendieron al acusado, la mujer se presentó en Tribunales y declaró en la fiscalía que conduce Adriana Giannoni. Velárdez, durante el interrogatorio contó parte de su vida. Dijo que en 1994 se fue a vivir a Buenos Aires y retornó 10 años después a la provincia  que, además del único imputado, es la madre de otra joven que se fue del hogar después de haberse casado.

Los puntos más sobresalientes de su declaración fueron:

  • Explicó que su relación con el padre Oscar se hizo más fuerte luego de que se divorciara de su esposo, en 2014. Contó que trabaja como secretaria de la Parroquia de San Martín de Porres y su función era realizar las tareas administrativas. Por esa tarea, percibía un sueldo de $4.000 semanales y el sacerdote se hacía cargo de pagar el seguro de su vehículo, una Ford Eco Sport.
  • No dio ningún indicio sobre una supuesta relación sentimental con el sacerdote. Declaró que, como lo hacían otros feligreses, había varios días en los que invitaba a cenar o a  almorzar a Juárez en su casa. Esa versión se contradice a la que aportaron los vecinos que dijeron que el sacerdote se presentaba en esa casa todos los días.
  • Sobre la cena del martes 14 de julio, señaló que comieron los tres y que luego su hijo se marchó hacia Yerba Buena, donde supuestamente debía visitar a una novia. Contó que Herrera regresó cerca de la 1 a su domicilio. Su relato no coincide con las imágenes que quedaron registradas en las cámaras de seguridad de la zona.
  • En ningún momento de su extensa declaración Velárdez dijo que ella guardaba dinero de la parroquia en su casa. También confirmó que su hijo se dedicaba a colocar cámaras de seguridad  y que percibía un sueldo mensual de $30.000.
  • Cuando declaró en la Justicia, la mujer había mencionado a tres personas como posibles autores del crimen. Los tres podrían haber sido los autores del homicidio, que según su criterio, se habría producido en medio de un robo.
  • Valárdez, en la Justicia señaló que el padre Oscar había compartido muchos momentos con sus dos hijos y que ambos tenían una muy buena relación con el sacerdote. Vecinos le habían comentado a LA GACETA que la relación con el cura no era buena y que, cuando Juárez llegaba a la vivienda, Herrera se retiraba.
  • Sobre su hijo contó detalles laborales, cómo había comprado el Peugeot 307 que usó para trasladarse el día del crimen. Sí confirmó que era un mujeriego, pero no dio mayores detalles. Tampoco dijo una palabra sobre la denuncia que había realizado una de las hijas del legislador Ricardo Bussi.

Fuente: La Gaceta – Por Gustavo Rodríguez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *