Los residentes los acusaron de cometer nuevos robos en la zona Los habitantes de ese sector de la capital contaron cuáles son los delitos que cometen. En la Policía aseguran que los siguen buscando.
OPERATIVO. La Policía buscó a los hermanos prófugos en un domicilio pero no los encontró.

“En la madrugada del viernes se robaron la bomba de agua del block de los vecinos que denunciaron a estos malvivientes. Ellos y sus familiares circulan con total impunidad por el barrio amenazando a los vecinos y tomando represalias. La Policía sigue ausente”, se quejó Carolina López, vecina del barrio Oeste II. Los residentes de esa zona denuncian que volvieron a ser víctimas de robos y amenazas en los monoblocks. Acusan de estos ataques a Pablo y Héctor González, los dos hombres que escaparon de la Policía hace una semana.

Ambos habían sido aprehendidos luego de ser acusados por un intento de asalto a un taxista. Siete horas más tarde, los sospechosos lograrían escapar de un patrullero policial. El escandaloso hecho fue grabado por los vecinos y la Justicia investiga si hubo complicidad de los policías encargados de la custodia de los ahora prófugos.

“Al día siguiente de que esos agentes los soltaran, vinieron otros policías a buscarlos a la casa. Entiendo que fue un allanamiento, pero no los detuvieron. Al rato vi pasar a uno de los buscados en bicicleta”, contó López.

“El lunes la cuadra se llenó de policías de nuevo. Eran menos ahora, pero rodearon el frente del edificio y la parte de atrás que da a una plaza. Parece que después de que saliera a la luz el video les bajaron línea. Pero no los encontraron en su casa. Siguen por el barrio porque se los sigue viendo”, describió Josefina E.. “Los chicos salen a jugar a la plaza y los padres están con el corazón en la boca porque de repente ‘los mismos de siempre’ empiezan a hacer tiros al aire”, agregó la mujer que por cuestiones de seguridad prefirió no dar a conocer su apellido.

OPERATIVO. La Policía buscó a los hermanos prófugos en un domicilio pero no los encontró.

“En la madrugada del viernes se robaron la bomba de agua del block de los vecinos que denunciaron a estos malvivientes. Ellos y sus familiares circulan con total impunidad por el barrio amenazando a los vecinos y tomando represalias. La Policía sigue ausente”, se quejó Carolina López, vecina del barrio Oeste II. Los residentes de esa zona denuncian que volvieron a ser víctimas de robos y amenazas en los monoblocks. Acusan de estos ataques a Pablo y Héctor González, los dos hombres que escaparon de la Policía hace una semana.

Ambos habían sido aprehendidos luego de ser acusados por un intento de asalto a un taxista. Siete horas más tarde, los sospechosos lograrían escapar de un patrullero policial. El escandaloso hecho fue grabado por los vecinos y la Justicia investiga si hubo complicidad de los policías encargados de la custodia de los ahora prófugos.

“Al día siguiente de que esos agentes los soltaran, vinieron otros policías a buscarlos a la casa. Entiendo que fue un allanamiento, pero no los detuvieron. Al rato vi pasar a uno de los buscados en bicicleta”, contó López.

“El lunes la cuadra se llenó de policías de nuevo. Eran menos ahora, pero rodearon el frente del edificio y la parte de atrás que da a una plaza. Parece que después de que saliera a la luz el video les bajaron línea. Pero no los encontraron en su casa. Siguen por el barrio porque se los sigue viendo”, describió Josefina E.. “Los chicos salen a jugar a la plaza y los padres están con el corazón en la boca porque de repente ‘los mismos de siempre’ empiezan a hacer tiros al aire”, agregó la mujer que por cuestiones de seguridad prefirió no dar a conocer su apellido.

OPERATIVO. La Policía buscó a los hermanos prófugos en un domicilio pero no los encontró.

“En la madrugada del viernes se robaron la bomba de agua del block de los vecinos que denunciaron a estos malvivientes. Ellos y sus familiares circulan con total impunidad por el barrio amenazando a los vecinos y tomando represalias. La Policía sigue ausente”, se quejó Carolina López, vecina del barrio Oeste II. Los residentes de esa zona denuncian que volvieron a ser víctimas de robos y amenazas en los monoblocks. Acusan de estos ataques a Pablo y Héctor González, los dos hombres que escaparon de la Policía hace una semana.

Ambos habían sido aprehendidos luego de ser acusados por un intento de asalto a un taxista. Siete horas más tarde, los sospechosos lograrían escapar de un patrullero policial. El escandaloso hecho fue grabado por los vecinos y la Justicia investiga si hubo complicidad de los policías encargados de la custodia de los ahora prófugos.

“Al día siguiente de que esos agentes los soltaran, vinieron otros policías a buscarlos a la casa. Entiendo que fue un allanamiento, pero no los detuvieron. Al rato vi pasar a uno de los buscados en bicicleta”, contó López.

“El lunes la cuadra se llenó de policías de nuevo. Eran menos ahora, pero rodearon el frente del edificio y la parte de atrás que da a una plaza. Parece que después de que saliera a la luz el video les bajaron línea. Pero no los encontraron en su casa. Siguen por el barrio porque se los sigue viendo”, describió Josefina E.. “Los chicos salen a jugar a la plaza y los padres están con el corazón en la boca porque de repente ‘los mismos de siempre’ empiezan a hacer tiros al aire”, agregó la mujer que por cuestiones de seguridad prefirió no dar a conocer su apellido.

“El día que los detuvieron, intervinieron dos vigías de la garita de seguridad barrial. Redujeron a los tipos que estaban amenazando a un taxista y a una mujer con una punta y después se los llevó la Policía. ¿Qué pasa después? Los liberan y tenemos a esta gente amenazando a nuestros guardias, que son los que lograron que los aprehendieran”, recordó Carlos Segura.

HURTO. Robaron una bomba de agua de uno de los blocks.

Los vecinos dicen que se encuentran atemorizados. Aseguran que los “liberados” tienen muchos antecedentes por robos y lesiones y que en la seccional 12° no les brindan soluciones. “Entre todos los de esta manzana contratamos en febrero el servicio de una agencia de seguridad barrial porque nos cansamos de los robos. Nos arrancaban la parte externa de los aires acondicionados y nos robaban la batería de los autos. Acá la mayoría estaciona el auto en la calle, porque somos laburantes y no todos tienen para pagar una cochera”, añadió Segura.

“Mucha gente les tiene miedo, porque te gritan y amenazan en la calle. La mayoría de los vecinos puso rejas en los balcones porque se cansaron de los hurtos; hasta las plantas te sacan. Se roban un perro y después te piden rescate”, lamentó Carolina López.

Se iniciaron dos causas

En la Fiscalía de Robos y Hurtos, a cargo de Diego López Ávila, aseguraron que sigue vigente la orden de captura contra Pablo y Héctor González. El fiscal espera poder interrogar a los aprehendidos una vez que sean capturados. Fuentes judiciales aseguraron que ambos eran investigados por sucesivas denuncias de robos en la zona.

Por otro lado, en la Fiscalía de Delitos Complejos se inició una investigación a los dos agentes del servicio 911 a los que se les escaparon los González. Esos uniformados fueron pasados a disponibilidad.

Luego de que los hermanos fueran aprehendidos el último domingo al mediodía, una vecina grabó con su celular el momento en el que una patrulla se detenía casi en la esquina de calles Patricias Argentinas y Bolivia. Tras unos forcejeos con los policías, los aprehendidos lograron salir del patrullero y fugarse. Los vecinos aseguran que en la calle no había nada que justificara que la camioneta detuviera su marcha.

“Tenemos un grupo de Whatsapp con los vecinos; ahí subieron el video y luego lo viralizamos en las redes sociales. Quedamos embroncados y salimos a marchar porque no puede ser que siempre pase lo mismo con la seccional 12°”, enfatizó Segura.

Los residentes de barrio Oeste II contaron que el comisario de la dependencia policial se presentó en la manifestación y les dijo que había pedido explicaciones a los encargados del traslado de los aprehendidos, los cuales debían ser llevados para que les realizaran estudios médicos y toxicológicos, según trascendió. Los denunciantes le remarcaron al comisario que en el video se veía a los prófugos corriendo sin esposas.

En el Ministerio de Seguridad confirmaron que se iniciaron las investigaciones correspondientes. Al parecer, según declararon, uno de los efectivos habría sufrido una descompostura y los detenidos aprovecharon la situación para escaparse.

Por otra parte, los responsables de la Unidad Regional Capital explicaron que siguen buscando a los prófugos y que se realizan más patrullajes en ese sector de la capital.

Fuente: La Gaceta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *