Un robo producido en la casa de la secretaria de la parroquia. Una relación que levanta sospechas en el vecindario.

Leo Herrera. /Foto Facebook

Un posible intento de fuga. Esos son tres puntos clave en la investigación del crimen del padre Oscar Juárez, que continúa avanzando, pese a que la Policía ya detuvo a Jorge Leonardo Herrera, hasta aquí el único imputado en la causa.

El sospechoso se negó a declarar ayer, pero con el correr de las horas continúan surgiendo indicios que podrían llevar a la fiscalía que conduce Adriana Giannoni a esclarecer el brutal hecho. Estos son algunos de los detalles que siguen generando conmoción
1 ¿Hubo un antecedente de robo en la casa de la secretaria de la iglesia?

– Sí. Hace por lo menos cinco meses, no se determinó aún la fecha con exactitud, Norma Velárdez le pidió a un vecino que revisara la cámara de seguridad de su domicilio porque había sufrido un robo en su casa de Pasaje Hernán Cortez al 3.200. También le comentó que ese hecho se habría producido entre las cinco y las siete de la mañana.

Las personas hicieron una averiguación y descubrieron que el único que había ingresado ese día y a esa hora a la vivienda era su hijo. No trascendió cuál fue el desenlace de esta situación, ya que en principio no se habría realizado una denuncia policial.

“Todo el barrio se enteró de lo que había sucedido. Se hablaba que era el dinero de la parroquia que ella guardaba en su casa, pero nunca más se habló del tema. Ella fue como que hizo un escándalo en un principio y después se calmó”, comentó Juan Carlos Ramírez.
2 ¿Cuál es la hipótesis más fuerte que maneja la justicia?

– La que mayor fuerza cobró en las últimas horas es que Herrera habría sustraído el dinero que guardaba su madre y que eran fondos de la iglesia, aunque no se sabe si es la situación que denunció Velárdez meses atrás.

Siempre en el marco de la teoría que maneja la fiscalía, Juárez le habría reclamado en más de una oportunidad que devolviera lo que podría haber sustraído. El sospechoso, harto de esta situación y acorralado porque el sacerdote habría amenazado con denunciarlo, podría haber decidido acabar con su vida.

Sin embargo, los allegados al aprehendido no creen esa teoría, ya que consideraron que el joven de 32 años tenía solvencia económica y que no necesitaba robar el efectivo que supuestamente guardaba su madre.
3 ¿Existe otro indicio que sustente la teoría del robo?

– Sí. Velárdez, la madre del único detenido declaró ante la fiscal Giannoni que antes de que fuera asesinado, le entregó al padre Juárez unos $ 2.200. Pero de esa suma de dinero sólo aparecieron $ 300 que estaban debajo del cuerpo del sacerdote.

¿Herrera se podría haber quedado con ese dinero? ¿Fue una maniobra para desviar la investigación? Esas preguntas por el momento no tienen respuestas.
4 ¿Cuándo y cómo se produjo el homicidio del sacerdote?

– Juárez fue asesinado de 15 puñaladas el miércoles a la madrugada en la casa parroquial de San Martín de Porres. Primero se pensó que el sacerdote había sido ultimado durante un robo, pero esa hipótesis se fue desvaneciendo con el correr de las horas.

El debilitamiento de esa teoría se produjo cuando los investigadores confirmaron que los supuestos asaltantes, salvo el dinero faltante, no se habían llevado ningún objeto de valor de la vivienda.

Sospechaban además que la víctima conocía al homicida porque ingresó al lugar sin forzar ninguna puerta de entrada.

Pero la manera en la que fue ultimado el párroco fue uno de los elementos que tuvieron en cuenta los pesquisas: recibió cinco puñaladas por la espalda; otras en diferentes parte del cuerpo; y la herida mortal, en el pecho, a la altura del corazón.
5 ¿Se puede afirmar que este es un crimen de la inseguridad?

– Si se confirma la teoría que maneja la fiscal Giannoni, no. El supuesto robo se habría producido dentro de una vivienda y podría haber sido cometido por uno de los miembros de la familia.

“Este fue un problema de inseguridad y lo quieren tapar. No nos creemos la versión que están analizando”, explicó Jimena de Herrera.

En este sector de Villa Luján, golpeado por los delitos contra la propiedad, no terminan de creer el giro que tuvo la investigación.

“Creo que el chico está hasta las manos. Me parece si es cierto que fue así, habría que investigar si hubo otras cosas más detrás del asesinato del padre Oscar. Hoy, por los tiempos que vivimos, no se puede poner las manos en el fuego por nadie”, señaló.
6 ¿Quedó descartada la teoría de un crimen pasional?

– Ninguna de las teorías fue abandonada por el momento. Herrera no declaró el sábado y no pudo despejar las dudas sobre este tema. Este también es uno de los puntos más polémicos del caso.

“No puedo creer que se hablen tantas cosas malas del padre Oscar. Era una persona íntegra que no tenían nada oscuro en su vida, menos una relación sentimental”, aclaró Susana Valdez. “Me parece de terror que se hayan llevado de los chismeríos baratos de peluquería de barrio al comentar una supuesto romance entre él y una mujer. Lo único que los unían eran los temas de la iglesia”, agregó Mario Fernández.

Los vecinos de la cuadra donde fue detenido el sospechoso no confirmaron nada, pero dejaron en claro que el sacerdote tenía un vínculo muy cercano con Velárdez.

“Desayunaba, almorzaba y cenaba casi todos los días en esa vivienda. Todo lo hacían juntos. En el barrio comenzaron a hablar del tema, pero eso nomás”, explicó Fernando Morales. “Lo que pasaba dentro de esas cuatro paredes solo ellos saben. Nunca nos imaginamos un final así. Es lamentable todo lo que sucedió. Pobre familia”, resumió María del Carmen de Medina.
7 ¿El sospechoso tenía relación con el cura asesinado?

— Ese es otro de los interrogantes que por el momento no tiene respuestas. Juárez, antes de ser asesinado, cenó en la casa de la secretaria de la parroquia, pero no se pudo confirmar si Herrera estuvo en el lugar.

Los vecinos tienen versiones diferentes sobre la relación entre el religioso y el joven. “Él si compartía con el párroco. Es más, muchas veces salían los tres a realizar los trámites. Nunca me enteré que hayan existido problemas entre ellos”, comentó Susana Nieva.

Luis Rivadeneira agregó: “ahora, con el diario del lunes, todos dicen que se llevaban mal. El ‘chango’ no era un tipo de la iglesia como era su madre y por eso, según los comentarios de los vecinos, no le gustaba mucho que el sacerdote esté tanto tiempo en su casa. Algunos ahora juran que él se iba de la casa cuando estaba el padre Oscar”.
8 ¿Cuáles son los indicios que existen en contra del sospechoso?

— Los pesquisas, a través de las imágenes tomadas por una cámara de seguridad de un particular, ubicaron al joven en el lugar y en el horario en el que se produjo el hecho. En el interior del vehículo, según confirmaron fuentes judiciales y policiales, encontraron la ropa que tenía puesta y con la que aparece en la filmación.

Varias prendas tienen manchas, supuestamente de sangre. Ahora serán analizadas para confirmar si es material orgánico y, de ser así, serán sometidas a una pericia genética.

Además, ubicaron el par de zapatillas que habría tenido puestas esa noche. Los dibujos de las suelas coincidirían con las huellas que se hallaron en la escena del crimen. También le secuestraron una sevillana con la que podría haber cometido el crimen.
9 ¿Es cierto que el acusado pretendió darse a la fuga?

— Cuando los efectivos se presentaron en el domicilio, Herrera intentó escaparse, pero los efectivos de la división Homicidios, al mando de los comisarios Jorge DibDiego Bernachi Juana Estequiño, se lo impidieron.

Según confirmaron fuentes judiciales y policiales, en su poder tenía una importante suma de dinero (se habla de $ 40.000 y una cantidad no precisada de dólares) con la que habría pretendido solventar su fuga. A los investigadores también les llamó la atención que no haya dormido el jueves por la noche en su casa. /La Gaceta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *