Los dos positivos que alertaron a toda la provincia abrieron la incógnita de si existe circulación comunitaria y se podrían producir más contagios en Tucumán; la respuesta del Siprosa y sus recomendaciones.

La Gaceta
La Gaceta

El revuelo producido por los dos casos de coronavirus confirmados en Monteros no sólo puso en vilo a esa ciudad sino a toda la provincia. ¿Pueden las personas que venían en el “colectivo del contagio” haber contagiado a otros? ¿Estas dos mujeres transmitieron el virus a otros ciudadanos de Monteros al atender en su local?; son algunas de las preguntas que se hicieron muchos tucumanos los últimos días.
Luis Medina Ruiz, secretario médico ejecutivo del Sistema Provincial de Salud (Siprosa), explicó que el resto de las personas que ingresaron en el colectivo que llegó desde Buenos Aires cumplieron con el aislamiento en los centros dispuestos por Salud por lo que no habría mayores riesgos. “La situación está controlada, los casos de Monteros son importados y de contacto estrecho.

En la provincia no se detectó circulación comunitaria de virus pero nos tenemos que seguir cuidando, aunque no haya casos autóctonos”, señaló el médico.
Los contactos estrechos de las dos mujeres que dieron positivo -madre e hija- continuarán en aislamiento preventivo por 14 días a pesar de haber dado negativo para la enfermedad, pues aún podrían desarrollar el virus

Quienes ingresan van a los centros


Cumplir con el aislamiento en su casa fue una excepción
Todas las personas que ingresan a la provincia deben cumplir con el aislamiento en los centros dispuestos por el Ministerio de Salud o en un hotel si desean abonarlo. “Esta fue una excepción porque se trataba de una persona adulta que iba a ser cuidada por su hija, por este motivo fueron aisladas en su domicilio.

Nosotros fuimos modificando los protocolos y hace 20/25 días las personas que vienen de algún lugar de circulación del virus son enviadas a los dispositivos de aislamiento”, indicaron en el Sistema Provincial de Salud (Siprosa).

El resto de las personas que ingresaron en el “colectivo del contagio”, de las cuales 17 de 60 dieron positivo para la enfermedad, cumplieron con los días de aislamiento en los centros o en hoteles, por lo que no hubo riesgo de contagios.
“50.000 personas han llegado a Tucumán desde el inicio de la pandemia y venimos teniendo éxito en los controles”, aseguraron en el Siprosa.

Ya habían pasado los 14 días


Las mujeres nunca presentaron síntomas
El protocolo que se sigue en el país -y el resto del mundo- indica que si una persona no presenta síntomas de la enfermedad a los 14 días de regresar de una zona de circulación ya está libre de la enfermedad, se le da el alta y ya no es controlada. “El período de incubación del virus habitualmente es de 5 a 15 días, pero viendo que seguían apareciendo pacientes positivos posterior a los 15 días, buscamos una por una a las personas del colectivo y las estudiamos nuevamente; así es como dimos con estos dos positivos”, explicó el doctor Medina Ruiz. El colectivo llegó el 7 de junio y estos dos positivos fueron anunciados el 25, habían pasado 18 días de su regreso. “Sí hay bibliografía que demuestra que a los 14 días una persona que tiene el virus ya no contagia”, añadió.

Los contactos continuarán aislados
43 tests a familiares y amigos dieron negativo
Luego de que se dieran a conocer los dos positivos, se estudió los contactos de las mujeres: las personas que habían estado con ellas desde su regreso son sus “contactos directos”; los familiares de los contactos directos -u otras personas que estuvieron con ellos- son los “contactos indirectos”. Estas personas fueron sometidas a hisopados, y todos dieron negativo.

“Si el contacto directo da negativo, sus contactos indirectos se quedan tranquilos y salen del aislamiento. Esto quiere decir que no fueron contagiados”, señalaron en el Siprosa. De todas formas, los contactos directos de estas dos mujeres continúan en aislamiento al menos por 14 días porque aún podrían desarrollar la enfermedad. “Si ellos dan positivo ya están aislados. Estamos acordando con el Municipio diferentes grupos conformados por nuestro equipo de epidemiología y de vigilancia y la red de servicios, para  garantizar el cumplimiento del aislamiento”, indicó Medina Ruiz.

¿Cuál es el riesgo ahora?
“Si se cumplieron las medidas no hubo contagios”
Desde el Siprosa explicaron que no se sabía que las mujeres tenían un negocio de indumentaria ya que el comercio no estaba declarado. “Aparentemente las personas positivas no estaban atendiendo el local. Pero en el caso de que sí hayan atendido a algunos clientes, si se cumplieron con todas las medidas es muy baja la probabilidad de que se produzcan contagios”, señalaron.
Aunque en un comercio la persona que atienda sea covid positiva, si utiliza barbijo, se lava frecuentemente las manos y desinfecta las superficies, y si a la vez los clientes utilizan tapabocas, mantienen las distancias y al volver a sus hogares higienizan sus compras, no habría gran riesgo de que se produzcan contagios. “Esto nos tiene que servir para analizar cuánto nos estábamos cuidando hasta ahora”, afirmaron.

Responsabilidad a la intendencia

Serra fue acusado de “poner en riesgo la salud pública”
Vecinos de la ciudad y el titular de la Unión Comercial e Industrial de Monteros (UCIM), Aldo Mansilla, responsabilizaron al intendente Francisco Serra, y otros integrantes del COE local, de ser el responsable directo de las negligencias en que se incurrió al no garantizar el jefe municipal el cumplimiento de las medidas epidemiológicas a que estaban obligadas a respetar las mujeres infectadas. Mansilla solicitó al Concejo Deliberante que cite con carácter de urgencia a Serra y otros miembros del COE para que brinde un informe sobre su actuación en el caso. Advirtió que el comportamiento de él y de sus colaboradores pusieron en riesgo la salud pública.
El intendente Serra aseguró que la Comisión de Emergencia Municipal hace todo lo posible para brindarle a cada vecino la protección sanitaria adecuada frente a la amenaza de la Covid-19. “Cuando en lo particular no se respetan las medidas vigentes, ocurren situaciones como la que nos tiene en vilo ahora” advirtió.

Una publicación polémica

Una investigación de oficio en curso
“Mi hermana y yo dimos negativo. Si fueron atendidos por mi hermana o yo no hay problemas. Si los atendió mi madre y tienen algún síntoma tienen que comunicarse con el hospital y avisar que estuvieron en contacto con la familia”, alertó Loana en su cuenta de Facebook luego de que las autoridades sanitarias confirmaran que su abuela y su madre dieron positivo. El comunicado puso en evidencia la falta de cumplimiento por parte de la mujer de las medidas de aislamiento y otras sanitarias que se había comprometido a respetar.

Al trascender los pormenores de las presuntas negligencias y falta de cumplimiento de las medidas epidemiológicas que debían respetar las mujeres, la Fiscalía de Instrucción de la IIa Nominación del Centro Judicial de Monteros inició una investigación de oficio sobre el hecho.
43 testeos: dieron negativo los contactos directos e indirectos
Tras conocerse el positivo para covid-19 de las dos mujeres, se practicaron inicialmente 19 hisopados a personas que tuvieron contacto directo e indirecto con las infectadas, y luego otros 24 más.
El primer resultado a estas 43 personas dio negativo para la enfermedad; dentro de dos semanas se les realizará un segundo estudio. La novedad trajo un poco de alivio a la población de Monteros.

Fuente: La Gaceta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *