Un testigo nuevo, de identidad reservada, que ya habría declarado sería clave en la causa. El asesinato de Oscar Juárez va acumulando pruebas.

Nuevas pruebas aparecieron en el caso del párroco Oscar Juárez asesinado hace más de una semana en la iglesia San Martín de Porres. Se trata de un vestigio genético encontrado en el cuerpo de la víctima y la aparición de un testigo de identidad reservada que ya habría declarado en el proceso, según fuentes judiciales.

Según fuentes judiciales se espera el resultado de la muestra de semen hallado en los restos del sacerdote. Con ello se podría determinar si tuvo relación sexual y con quién previo al hecho, lo que podría ir definiendo una línea central en la pesquisa.

También esperan los resultados de las pruebas de ADN de la sangre encontrada en la zapatilla de Leandro Herrera, hasta ahora el único detenido y sospechado del crimen.

FUENTE: La Gaceta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *