Medina Ruiz anticipó las medidas que comenzará a aplicar el Ministerio de Salud.

La posibilidad de que el coronavirus covid-19 se propague en los denominados «barrios vulnerables», como sucede en Ciudad y Provincia de Buenos Aires, generó acciones de parte del Sistema Provincial de Salud (Siprosa). Si bien todavía no se han detectado casos positivos de transmisión comunitaria en Tucumán, las autoridades comenzarán a realizar testeos casa por casa para prevenir eventuales contagios. Incluso, están diseñadas distintas estrategias por si llegara a detectarse el virus en vecindarios que no cuentan con todos los servicios básicos.

Luis Medina Ruiz, secretario ejecutivo Médico del Siprosa, anticipó a «Buen Día», el matutino de LG Play, que se está poniendo en marcha el programa «Vigilancia Activa de Febriles», con el fin de anticiparse a posibles situaciones críticas que pudiera generar la pandemia de covid-19.

“Hoy tenemos una reunión con la ministra (de Salud, Rossana Chahla) y el gabinete. Ya está terminado el diseño para la búsqueda activa de febriles en barrios vulnerables, donde vamos a detectar (posibles casos entre) adultos mayores y personas vulnerables”, indicó Medina Ruiz.

El funcionario detalló que el Siprosa tomó en cuenta «situaciones críticas» registradas en otros países y jurisdicciones. Por caso, ejemplificó que en Europa «el 50% de los fallecimientos» fueron de personas que se encontraban en geriátricos. «Desde el principio, enviamos a esas instituciones la recomendación de no recibir visitas y de establecer controles sanitario a los agentes que trabajan allí”, señaló Medina Ruiz. Consignó que hubo 13 alertas por posible coronavirus, y que en todos esos episodios se activó el protocolo de rigor. Como los pacientes dieron negativo, fueron reingresados a los respectivos centros, explicó.

“Lo mismo estamos haciendo con las cárceles y los barrios vulnerables», señaló Medina Ruiz.

En ese sentido, destacó que Chahla diseñó la estrategia de vigilancia activa de febriles, un programa que establece el ingreso de los equipos de salud a los barrios vulnerables.

“(Permitirá) detectar al adulto mayor, saber su localización justa, ver si está con la vacuna antigripal, y tener un teléfono disponible. En un caso sospechoso, vamos a retirar y aislar a las personas que son vulnerables, en sentido de que corran riesgo en caso de enfermarse”, remarcó Medina Ruiz.

En caso de contagio, está previsto un abanico de medidas, que va desde el traslado de los pacientes hasta el «bloqueo sanitario» del vecindario. La estrategia, explicó el funcionario, estará sujeta a la cantidad de personas afectadas.

“(Una alternativa es) bloquear el barrio, en el sentido sanitario, de proveerle de alimentos, asegurar agua potable, medicación, darles toda la garantía de que la enfermedad no se difunda ni entre los vecinos ni entre la sociedad”, indicó.

“Si son pocos los pacientes positivos, se los retira a estos (del lugar), ya que tenemos casi 2.000 camas en dispositivos de aislamiento para no graves; y en caso de alta complejidad, se los deriva a los hospitales”, manifestó el especialista.

¿Qué son los barrios vulnerables?

El sitio argentina.gob.ar define como «barrio popular» o «vulnerable» aquellos en los que viven al menos ocho familias agrupadas o contiguas, donde más de la mitad de la población no cuenta con título de propiedad del suelo ni acceso regular a dos, o más, de los servicios básicos (red de agua corriente, red de energía eléctrica con medidor domiciliario y/o red cloacal).

Fuente: La Gaceta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *