La resolución del COE establece que tiene el documento tiene que ser efectuado dentro de las 48 horas del cruce de fronteras y registrado en el SISA.

Personal sanitario le toma la temperatura a un viajero al llegar a la terminal. FOTO PRENSA DEL MINISTERIO DE SALUD

El Comité Operativo de Emergencia (COE) emitió una resolución que establece que las personas que quieran ingresar a Tucumán deberán tener la prueba de coronavirus con resultado negativo.

«Será obligatorio que todas las personas que ingresen a la provincia cuenten con un análisis de PCR covid-19 negativo, efectuado dentro de las 48 horas del cruce de fronteras y registrado en el SISA (Sistema Integrando de Información Sanitaria Argentino)», indicaron a través de un comunicado.

La PCR -siglas en inglés de «Reacción en Cadena de la Polimerasa»- es una prueba de diagnóstico que permite detectar un fragmento del material genético de un patógeno. En la pandemia de coronavirus, como en tantas otras crisis de salud pública relacionadas con enfermedades infecciosas, se está utilizando para determinar si una persona está infectada o no con covid-19.

La Legislatura sancionará una ley para cerrar las fronteras de Tucumán

Este requisito se suma a otros que habían sido difundidos por el Ministerio de Salud. “En primera instancia deben ingresar a la página de www.argentina.gob.ar para solicitar el DUT (Documento Único de Tránsito) para poder circular por cualquier ruta del país, y luego entran a la página del COE Tucumán para comunicar el motivo de entrada. Allí se les explicará cómo los están recibiendo y en qué horarios, ya que la circulación se realiza de 7 a 22 horas», explicó la responsable de la Dirección Estratégica de Programas para Prevención y Cuidados de Salud, Verónica Alí.

Además,  comentó que “si las personas vienen con la debida autorización pudiendo previamente ser identificadas a través de la página, sabiendo el domicilio donde se van a alojar, en qué tipo de barrio viven, cómo es el lugar, con quién comparten la vivienda, etc., para nosotros son datos epidemiológicos muy valiosos”.

Con respecto al ingreso, una vez que las personas llegan a la frontera, son acompañados hasta la terminal de ómnibus donde son abordadas por un equipo del Siprosa que las evalúa a través de la toma de temperatura y test del olfato. Luego, el pasajero debe cumplir el aislamiento de manera obligatoria durante dos semanas.

Alí reveló que “el tiempo de aislamiento tiene que ver con que todavía desconocemos cómo actúa el virus en las personas y cómo lo hacen los individuos frente al mismo. Durante este tiempo se realiza dos veces el hisopado para comprobar o no la existencia de la enfermedad, y si esto resulta negativo, recién estamos en condiciones de decir que la persona no es portadora del virus y puede circular en la provincia”.

En relación a cómo actúan ante un posible caso positivo, explicó: “En el caso de llegar una persona con síntomas de coronavirus, es inmediatamente aislada con medios de protección, se le realiza el hisopado para el test de PCR que determinará la presencia inmediata del virus en el sistema respiratorio superior de la persona. Si esto da positivo, esa persona es llevada a uno de los dos hospitales designados para esta situación, ya sea el Centro de Salud o el Eva Perón”.

“Cuando tenemos pacientes sintomáticos, aunque sean leves, preferimos alojarlos en alguno de estos efectores para tener un manejo oportuno de la clínica y del paciente”, sentenció.

Fuente: La Gaceta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *