Ambos estaban alojados en la seccional 8va.

IMAGEN DE LA POLICÍA

Los dos peligrosos presos que se fugaron esta madrugada de la seccional 8va., ubicada en el sur de la ciudad, continúan siendo intensamente buscados por la Policía. De acuerdo a lo manifestado por la Justicia, ambos se encontraban alojados en esa dependencia y, por causas que se están investigando, se dieron a la fuga alrededor de las cinco de la mañana de este jueves.

Los dos reos estaban cumpliendo condenas por homicidios. Ellos son Franco David Rojas y Mario Alberto Lucena. El dato más llamativo es que -según fuentes policiales- sería la tercera vez que el primero de ellos se da a la fuga de una comisaría.

Por qué fueron condenados los dos prófugos

David Rojas

El domingo 27 de marzo de 2016, Leandro Frías e Iván Reyes cruzaban por el puente de los Suspiros en su motocicleta cuando fueron alcanzados por otros dos jóvenes (uno de ellos Rojas) que les dispararon. Heridos, escaparon por Marco Avellaneda a contramano.

Media cuadra después del puente, Frías cayó al pavimento, muerto. Reyes llegó por sus propios medios al Centro de Salud. Desde ese día peleó por su vida, ya que había recibido dos disparos en el pecho, pero su corazón dijo basta el viernes 20 de mayo de ese año.

Los investigadores sostuvieron que el crimen se originó por una cuestión sentimental. Frías mantenía una relación con una adolescente que era novia de Rojas, el autor de los disparos que acabaron con la vida de ambos jóvenes.

Y justamente, ese año fue la menor la que aportó los datos para que se esclareciera el hecho. Ella fue la que citó a Frías a un encuentro para que su actual pareja peleara con Rojas. Ella, que estaba con los acusados la tarde en la que se produjo el mortal ataque, habría individualizado a Luis Rojas como el autor de los disparos. Mientras que al otro detenido, que el día en el que ocurrió el hecho era menor, lo habría señalado como el conductor de la moto de donde dispararon.

Mario Lucena

Mario Lucena había sido acusado junto a Rodrigo Alejandro Piris, conocido como “Chulilo”, de ser los el autores materiales del homicidio de Francisco Antonio Albornoz. La víctima, de 25 años, falleció por una herida de arma de fuego en la calle Pellegrini, a unos 20 metros del canal sur, tras una pelea entre dos bandas a 50 metros de la casilla donde vivía en abril de 2019.

Fuente: La Gaceta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *