La fiscala Giannoni sospecha que el acusado arrojó el puñal al agua luego del crimen.

CANAL SUR. Personal policial y judicial rastrilla la zona.

Decenas de uniformados empezaron esta tarde a rastrillar el canal Sur, a la altura del Camino del Perú y de Alfredo Guzmán. Se debe a que la fiscala Adriana Giannoni sospecha que el acusado del crimen del padre Oscar Juárez pudo haber arrojado allí el arma homicida.

Personal del ECIF y de distintas divisiones de la Policía (Bomberos, Lacustre y Homicidios) trabajan en la zona en busca del cuchillo con el que Jorge Leonardo Herrera habría apuñalado al menos 15 veces al sacerdote.

Giannoni estima que el hombre de 32 años pudo haber arrojado allí el arma blanca a partir del recorrido que hizo el martes a la noche. Según distintas cámaras de seguridad, Herrera salió de la parroquia San Martín de Porres y 15 minutos después llegó a su casa, ubicada a la vuelta del templo.

Mientras tanto, los investigadores intentan determinar de dónde provienen los 67.000 dólares que los hermanos de la víctima entregaron a la Justicia penal. 

Fuente: La Gaceta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *