En la ruta Interpueblos se instalaron los agentes municipales para el test de temperatura. Cuentan con apoyo de Gendarmería para evitar sorpresas en la ruta.

Controles en Monteros.

Se reforzaron los controles en Monteros. Hay puestos instalados en plena ruta interpueblos. Los pobladores no quieren saber más nada sobre nuevos casos de coronvirus. Por esa razón, hay más controles con personal de Defensa Civil, empleados del área de Salud, agentes de tránsito y con el respaldo de Gendarmería Nacional. 

Hay una situación de alerta en la población. Por esa razón, la intendencia dispuso cuatro zonas de verificación instaladas en diferentes puntos de la ciudad monteriza.

Los automovilistas que quieren ingresar a Monteros deben pasar por un test de temperatura que realiza los empleados del área de salud del municipio. Cada vehículo es detenido en la ruta Interpueblo para esa verificación. A los fines de evitar algún contratiempo con los conductores cuentan con el apoyo de la Gendermaría nacional.

Desde que se conoció la noticia sobre las dos mujeres que dieron positivo de coronavirus (madre de 79 años e hija de 53 años), Monteros vivió una suerte de conmoción entre los vecinos. ¿Habrá más casos?, ¿Contagiaron a otros?, fueron las preguntas que recorrieron la ciudad desde aquel momento.

Las mujeres permanecen en aislamiento obligatorio, bajo la supervisión del Sistema Provincial de Salud (Siprosa). Mientras tanto, en las calles que rodean a la plaza principal también puede verse una mayor presencia de agentes municipales dispuestos a verificar el cumplimiento del distanciamiento social.

Las filas del banco, y de las bocas de pago de empresas como EDET, entre otras muestran a los vecinos con barbijos. Tras haberse confirmado esos dos casos, los pobladores tomaron mayor conciencia del riesgo que implica el contagio comunitario.

«Esperamos que estos sean solo casos aislados», dijo Francisco Serra (h). El secretario de Gobierno municipal precisó que los controles de ingreso a esa ciudad seguirán con el correr de los días para reforzar la prevención. Divididos en tres turnos se cubren las 24 horas para el control callejero. 

La paciente con positivo de coronavirus (de 79 años) había llegado a Tucumán en el llamado «colectivo del contagio» el 7 de junio. Ella provenía de Buenos Aires. Pero se detectó su contagio hace dos semanas (el 25 de junio), cuando ella estaba en la casa con su hija, de 53 años.

Fuente: La Gaceta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *