Según la víctimas lo lograron llevarse dinero.

Rompevidrios volvieron a atacar en Tucumán. Esta vez la víctima fue un hombre que había salido minutos antes de la zona bancaria. 

El hecho ocurrió en la intersección de Chacabuco y Rondeau, ayer a la siesta. La víctima circulaba en su Nissan Sentra blanco, cuando dos delincuentes en moto le reventaron el vidrio de atrás y se llevaron su mochila. 

En cuestión de segundos, los ladrones huyeron en contramano por la calle Chacabuco y luego agarraron Lavalle en dirección hacia el este. 

«Escuché un fuerte ruido atrás y cuando me di vuelta vi a un chico con la mitad del cuerpo adentro del auto», dijo la víctima que prefirió resguardar su identidad. 

En la mochila había una agenda, una chequera, un sello de goma, y una calculadora. 

«Había un agente a 20 metros y ni se percató del robo», cerró.

Fuente: La Gaceta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *